¿Qué es la tensión ocular?

 In Consejos, Noticias profesionales

El ojo produce un líquido (llamado humor acuoso) de manera constante. Sirve para nutrir algunas partes del ojo y mantener la transparencia. Circula por el interior del ojo y se elimina a través de una rejilla o malla microscópica hacia la circulación general, manteniendo el globo ocular a una presión determinada. Si bien esta presión varía a lo largo del día, no debe pasar de 21 milímetros de mercurio como regla general.

Hay enfermedades genéticas o adquiridas en las que esa rejilla se obstruye o bien el ojo produce mucho más líquido del necesario. En ambos casos el mayor volumen de líquido hace que aumente la presión en el interior del ojo, dañando los pequeños vasos sanguíneos del nervio óptico y las fibras nerviosas. Como resultado, la visión empieza a afectarse de manera gradual e irreversible.

El aumento progresivo de la presión ocular no da síntomas, sólo nos damos cuenta de que algo va mal cuando tenemos dificultades en la visión y en general ya es tarde para recuperarla.

Es muy importante la prevención. Una visita anual al médico oftalmólogo nos permitirá conocer si la presión de nuestros ojos es normal y en el caso de estar alta, recibir tratamiento antes de que hayas daños irreparables. No importa si la tensión arterial (la que se toma en el brazo) es normal, la presión ocular es independiente.

La enfermedad en que se daña el nervio óptico por la presión ocular se llama glaucoma, y es una de las principales causas de ceguera a nivel mundial. Si se trata adecuadamente puede controlarse y evitar la pérdida de la visión.

Ya sabes, consulta a tu Médico Oftalmólogo. Mantener una buena visión es muy importante para ti y los tuyos.

Showing 2 comments
  • Pura
    Responder

    Quisiera saber si hay alimentos q nos vengan bien para el liquido acuoso, al igual q no nos convengan para q la tensión ocular no suba.
    GRACIAS

    • Cristina
      Responder

      Hola Pura. Gracias por tu pregunta.

      En principio la dieta no ha demostrado tener influencia sobre la presión intraocular. No obstante, estudios recientes indican que una dieta adecuada a base de frutas, vegetales, consumo de alimentos ricos en antioxidantes así como omega 3 y 6 presentes en muchos pescados, mejoran la circulación a nivel de los vasos de la retina y el nervio óptico. Las dietas ricas en frutas y hortalizas parecen ser protectoras contra las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular relacionada a la edad, mientras que las dietas con alto contenido en carnes y nueces pueden aumentar el riesgo de enfermedades oculares relacionadas con el estrés oxidativo, entre ellas, el glaucoma. Además, la ingesta más alta de vitamina A, C y β-caroteno de los alimentos, asociado a la reducción del consumo de colesterol en la dieta, pueden ser beneficiosas en este sentido. Por tanto, recomendamos una buena dieta mediterránea y acudir al MÉDICO OFTALMOLOGO, pues aun siguiendo una dieta saludable todos estamos expuestos a que se presente esta enfermedad SILENCIOSA sin dar síntoma alguno hasta fases avanzadas. Siempre mejor PREVENIR que curar.

      Para el control de la presión intraocular el mejor y único consejo que le podemos ofrecer es que consulte al médico especialista en oftalmología pues solo estos profesionales podrán asegurar que su ojo está en perfecto estado. Ni las revisiones de medicina del trabajo ni mucho menos las ópticas podrán ofrecerle las garantías mínimas sobre el estado de salud de sus ojos en relación a la presión intraocular ni en otros muchas patologías que cursan sin síntomas para los pacientes.

Dejar un comentario